Feeds:
Entradas
Comentarios

Escarcha

nieveyrosa

La escarcha de la noche
deshace su frío sobre la tierra herida
con sangre de sol

Anuncios

Inventando la vida

Litterae

espejo

No sé si soy yo la que invento la noche o es la noche la que me inventa a mí en este abismo de palabras que llueven sobre mis pensamientos, cuando, sin casi advertirlo, me coloco sobre la página en blanco y dejo que sea la vida la que me susurre algunas cosas que contar. Reflexiono y me pregunto si estos aconteceres que suceden a mi alrededor, sucesos fugaces, a veces inconexos, como la paloma sobre el alféizar y la disputa de una pareja en otra vivienda cercana,  serán eso que llaman vivir,  y entonces me pregunto si no estaré en ese momento actuando de mero espectador, si en realidad la vida se disfruta más siendo testigo que perpetrándola. En mi caso creo que a veces es así. No me puede parecer tan ajeno el día si lo intento saborear desde las pequeñas cotidianidades que me rodean, incluso cuando me…

Ver la entrada original 256 palabras más

Doña Quimera se esmeraba en su labor de punto.
Uno del derecho, dos del revés y vuelta a empezar, llevaba
metros y metros de una labor que no parecía tomar forma
alguna y descansaba en el suelo, junto a sus pies.
Profesor X ―De modo que usted intenta tejer la felicidad pero
no tiene el modelo…
Dª.Quimera―El modelo no existe, soy yo la que lo crea en cada
momento, es como el camaleón que cambia de color según
la circunstancia.
PX―Pero algo debe de haber para que sea consistente
y tangible… Si no, no podríamos obtenerla…
.
DQ―Sólo yo soy tangible, y a través de mí se intuye su
existencia.
PX―Eso es un engaño, tú eres un engaño. Tejes y tejes
sin forma, nunca acabas de darle forma.
DQ―El hombre se conforma conmigo, en realidad yo soy
lo único que le interesa, pero él no lo sabe, o no se da cuenta.
Son pocos los que consiguen librarse de mí y atravesar la
línea.
PX―Entonces tú no eres buena, no eres real ni hay
nada certero en ti.
DQ―Yo soy lo más parecido que se puede tener. Yo hago
mi labor humanitaria, uno del derecho, un acierto, por cada
dos del revés, dos intentos fallidos. Y no, no soy real ni
tengo verdades, pero sí alivio pasajero… El que viene a mí
acaba descubriendo mi juego si es lo suficientemente listo.
Yo ofrezco un juego de éxito en la humanidad inconsciente,
y todo el mundo quiere jugarlo.
PX―¿Y los que descubren tu juego?
DQ―Ah, esos… Tienen dos caminos. Atravesar la línea
y llegar a conocer la auténtica felicidad, o caer al precipicio.Pocos van a buscar y eso es porque estoy yo para impedirlo.
Yo me sostengo con sus torpezas humanas, yo necesito de
la necedad para sobrevivir, necesito que todos jueguen mi
juego para subsistir…
(Fragmento del diálogo entre el profesor y doña Quimera, de El profesor X busca a Felicidad, Cuentos neuróticos)

Deshilachado en la alfombra

voy deshaciendo el verso

aparto las metáforas

limo los cantos de las palabras

le quito el brillo superfluo

hasta dejarlo descarnado

vivo

veraz

caigo en la cuenta

 

En las estaciones de tren, el tiempo es lo más importante del
mundo.
Allí adquiere dimensiones distintas.
Un segundo, un minuto, una hora… es la diferencia entre
estar o no llegando a otro lugar, a otro espacio.

El tiempo hace que perdamos o no el tren de la vida.
Su impacable paso, su juicio inmisericorde, nadie escapa.
Sigues en el tren, sometido al tiempo.
Retraso,retraso,
retraso…

el tren paraliza la vida en el tiempo.
El viaje es un cambio de tiempo y espacio.

Miras por la ventanilla y sigues viendo tiempo:
tiempo en los naranjos flotantes a los lados de la via,
reventados de azar de marzo en julio;
y el tiempo de frutos en noviembre, cuando ya ha pasado por ellos dejando su huella.
tiempo incrustado en los cañaverales y enredaderas, en
las vallas, en el ambiente…
El tiempo, ajeno a sus consecuencias, va besando el aire que
traspasa, lleno de sol, los agujeros de muros derruidos entre
malezas.
El tiempo en la hierba que crece entre las piedras y nunca
tiene el mismo aspecto.
Y las fábricas abandonadas, sumidas en su decadencia, han
sucumbido ante su presencia entre hierros oxidados.
Tiempo, tiempo y tiempo silencioso mientras el tren avanza
y avanza.
También en el amor, el tiempo es eterno en la ausencia, frugal en la presencia;
y, a veces, quizá una sola vez en la vida
se congela en un instante de inmensa felicidad.
Pero existen lugares en los que el tiempo no importa o no
existe
En los cementerios el tiempo no importa.
En las flores de plástico de los cementerios, el tiempo no
importa.
En los bancos de piedra de la estación, el tiempo no importa.
En los libros el tiempo no existe.
En las fotografía el tiempo no existe. Está detenido.
Sonrisas congeladas, minutos petrificados en blanco y negro.

Y en las personas el tiempo es cruel o misericordioso.
Y solo cuando lo decide el destino, desaparece para siempre
y se convierte en eternidad para dejar de ser.

De mi libro Metamorfosis, (Chiado editorial, 2017)

Magnífica crónica de la presentación de Metamorfosis en el blog de Heberto de Sysmo.

Acrópolis de la Palabra

Publicado en Todoliteratura.es:

http://www.todoliteratura.es/noticia/12306/presentaciones/amparo-andres-presenta-en-la-sgae-de-valencia-metamorfosis..htmlhttp://www.todoliteratura.es/noticia/12306/presentaciones/amparo-andres-presenta-en-la-sgae-de-valencia-metamorfosis..html

amparo 8 Amparo Andrés Machi

El pasado martes, 4 de marzo, el salón de actos de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) de Valencia, acogió la presentación oficial del último libro de Amparo Andrés Machi, narradora y poeta valenciana, además de grafóloga.

Metamorfosis, publicado bajo el sello luso Chiado Editorial, es el tercer libro de esta autora, conocida también por su seudónimo “Stelmarch”, quien ya publicó en esta misma editorial su anterior libro Cuentos neuróticos.

amparo 16

José Vicente Peiró, Doctor en Filología Española y gran especialista en literatura paraguaya, además de presidente de los Premios de la Crítica Literaria Valenciana, fue el encargado de dirigirse al público en primer lugar. En su intervención, Peiró señaló el crecimiento literario que ha experimentado Andrés Machi en los últimos años. Seguidamente apuntó qué géneros literarios componen Metamorfosis, ya que, según sus propias palabras, esta obra es…

Ver la entrada original 624 palabras más

Escribir poesía es trascender en la palabra

romper significados

vivir la libertad del espíritu

plenitud del pensamiento en clara rebeldía existencial

dar luz a la oscuridad que nos ahoga

Ser en un viaje por mundos etéreos, suprasensoriales, metafísicos

Otra forma de amar y vencer para significar la vida,

de entregarnos en un mundo ininteligible que no entiende ni escucha

pero tanto necesita a los poetas