Feeds:
Entradas
Comentarios

Nocturna

 

Eres
temblor de luna en el charco
bajo mirada estremecida,
diluida promesa de agua
en la sed de mi espectro,
vaho sutil de las incertidumbres
el error, la sospecha,
una gota de océano en el infinito desierto
de una sombrío fervor,
desangrado enigma que me envuelve
sin ruego ni llanto
el recuerdo de lo indescifrable
teñido de sol,
eres,
soy.

 

 

Anuncios

Agosto

Litterae

CAM00887-1 (1)

Agosto es una herida mortal

de fuego y extrañeza,

de la sed de la tierra

despojada de sus vestiduras;

agosto viene al mundo

lleno de un esplendor sin oropeles

con su danza de verdades

inmersa en su seno;

agosto escucha el canto del agua en el río

guarda la mies en la era

para cuando llegue el invierno;

 agosto

la vida que palpita sin ambages

y el corazón descarnado.

Ver la entrada original

Ama hasta que te duela:

sólo el que ama está a salvo.

***

Cuando habla el amor

sobran las palabras.

DSCN3746

Un sueño de nubes blancas me eleva ahora

sobre la llama sagrada del olvido

sintiendo el calor que me derrite por dentro

en este ir y venir de dunas desérticas,

reclamo de lluvia empecinada

que enerva la tierra de flores dormidas,

perseguidas por sombras nocturnas

y abrasados recuerdos que emergen de sus profundidades.

El olvido solo tiene una razón

y en ella se refugia el miedo de los días

que la oscuridad ha extendido sobre el horizonte.

Es ahora cuando su hálito de fuego

hierve mi agua ensangrentada de versos

Estaba ahí, siempre estuvo

como viento iracundo de poniente

asolando mis espacios de invierno

desintegrando mis causas de aire

apagando lo que fue.

 

A. Andrés Machí

De la Antología: 25 Miradas para compartir la luz, 2016 UNESCO

 

Sueño herido

Era el sueño herido
dos flechas clavadas en el mismo costado
y esa maldita percepción que nos une
por encima de nosotros mismos.

Era el anhelo mortal
haciéndose carne
sobre la sangre que mana de las heridas,
suave insomnio de tu cadencia.
Latía el silencio a tu lado
sin conciencia
pero no lo escuchabas.

Escarcha

nieveyrosa

La escarcha de la noche
deshace su frío sobre la tierra herida
con sangre de sol

Inventando la vida

Litterae

espejo

No sé si soy yo la que invento la noche o es la noche la que me inventa a mí en este abismo de palabras que llueven sobre mis pensamientos, cuando, sin casi advertirlo, me coloco sobre la página en blanco y dejo que sea la vida la que me susurre algunas cosas que contar. Reflexiono y me pregunto si estos aconteceres que suceden a mi alrededor, sucesos fugaces, a veces inconexos, como la paloma sobre el alféizar y la disputa de una pareja en otra vivienda cercana,  serán eso que llaman vivir,  y entonces me pregunto si no estaré en ese momento actuando de mero espectador, si en realidad la vida se disfruta más siendo testigo que perpetrándola. En mi caso creo que a veces es así. No me puede parecer tan ajeno el día si lo intento saborear desde las pequeñas cotidianidades que me rodean, incluso cuando me…

Ver la entrada original 256 palabras más