Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Incisos’ Category

Ama hasta que te duela:

sólo el que ama está a salvo.

***

Cuando habla el amor

sobran las palabras.

Read Full Post »

Poesía

 poesia
Nunca olvides cuando un poema te liberó del yugo del mundo y sus miserias, y te elevó sobre las nubes en esa frágil cadencia del aire.
“La poesía está antes del principio del hombre y después del fin del hombre. Ella es el lenguaje del Paraíso y el lenguaje del Juicio Final, ella ordeña las ubres de la eternidad, ella es tangible como el tabú del cielo.”
Vicente Huidobro

Read Full Post »

98
La justicia no entiende de leyes.
El dolor se cura con sobredosis de píldoras de tiempo.
La rabia es el antidoto contra la desesperanza.
Tener solo esperanza es la garantía de la inaccion.
El amor lo soporta todo menos el sometimiento.
La libertad es una utopía.
La bondad no es nada rentable pero da dividendos al corazón.
El amor con amor se paga.
El que odia se destruye a sí mismo.

Read Full Post »

Brevísimo

Quizás no pueda bajarte la luna
pero puedo subirte a ella

image

Read Full Post »

maletalibros

En mi vida he pasado por muchas mudanzas. Unas han sido particularmente difíciles por todo lo que conlleva cargar una vida en forma de objetos y trasladarla a otro lugar. Simplemente es complicado por su envergadura y porque suele llevar implícito muchos significados que pueden o no ser buenos. En mi caso siempre han sido buenos y gratificantes. Por supuesto, en una mudanza se aprende a discernir entre todo lo que se tiene, aquello que realmente nos es imprescindible y quizás en esa tesitura nos vayamos dando cuenta de muchos aspectos que se reflejan en lo que tenemos que trasladar.

El propio acto de escribir es como hacer una mudanza: trasladas lo que tienes dentro al mundo exterior y los muebles y enseres son las palabras que cobran vida propia al unirse, reflejando una parte del mundo, de tu mundo. Siempre que se hace una mudanza se cambia de escenario, se vive como una nueva ocasión para comenzar algo distinto, para canalizar vivencias y hacer una catarsis de lo que hasta ese momento se ha vivido, tal como hacemos al escribir. Vamos puliendo el texto, seleccionando lo esencial y dando su ubicación correcta a todo lo escrito. Construimos el nuevo hogar de nuestros pensamientos, emociones y sentimientos para, de esta forma, lograr ponerlo todo en su sitio.

Con la mudanza de nuestras cosas a un nuevo hogar, nos desprendemos de lo innecesario y nos quedamos con lo esencial, realizamos una tarea de limpieza y nos damos cuenta de cuán difícil es a veces deshacerse de lo inservible, lo inútil o lo que ya no necesitamos para comenzar de nuevo. Es un poco la metáfora que quizás nos ayude en la propia existencia para mejorarla si nos damos cuenta de que los recuerdos se quedan en el corazón y no en los objetos. Superamos lo que queda y damos posibilidades nuevas a nuestro nuevo hogar.

Encontramos viejos recuerdos olvidados en algún cajón, una parte de nuestra vida que yacía dormida en alguna fotografía o determinados objetos que nos traen el pasado al presente. Siempre es revelador volver a repasar la vida, lo escrito, lo material y ver cómo se imbrica en nuestras emociones sin que apenas nos hayamos dado cuenta. Eso nos permite revivir experiencias buenas que han pasado y superar otras que no lo son. Pasar página, dejar en el corazón lo bueno y poder seguir con nuestra propia vida sin mirar atrás.

Read Full Post »

image

Los hospitales son los custodios de los acontecimientos que nos identifican en nuestras flaquezas y grandezas.

Read Full Post »

image

El amor es una enfermedad de las más jodidas y contagiosas. A los enfermos, cualquiera nos reconoce. Hondas ojeras delatan que jamás dormimos, despabilados noche tras noche por los abrazos, o por la ausencia de los abrazos, y padecemos fiebres devastadoras y sentimos una irresistible necesidad de decir estupideces.

El amor se puede provocar, dejando caer un puñadito de polvo de quereme, como al descuido, en el café o en la sopa o el trago. Se puede provocar, pero no se puede impedir. No lo impide el agua bendita, ni lo impide el polvo de hostia; tampoco el diente de ajo sirve para nada. El amor es sordo al Verbo divino y al conjuro de las brujas. No hay decreto de gobierno que pueda con él, ni pócima capaz de evitarlo, aunque las vivanderas pregonen, en los mercados, infalibles brebajes con garantía y todo.

Eduardo Galeano. Libro de los abrazos.

Read Full Post »

Older Posts »