Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Poesía’ Category


Eres tú, Literatura, le digo mientras la miro a los ojos. Esa maldición que solo en algunos prende y que todos pretenden.
Poca cosa.
Nada más unas hojas en blanco y unas letras en negro. Pero de ahí surge un alma que te arrastra a otro lugar.
Veo, en las portadas de los libros desafiantes en la biblioteca, esas entradas a universos remotos donde sé que voy a recalar, y el sino de sus letras me recorren la médula espinal, como aconteceres que me suceden a mí y no a los personajes.
Me dejo envolver por ese mundo en una ensoñación que revivo con la misma pasión en que fue escrita.
Mi imaginación vuela.
Y entonces quiero yo también llenar el mundo de mí…
Una sólo quiere llegar e impregnar la hoja de sí misma. Necesita hacerlo, o quizás no,
quizás sea un acto reflejo, instintivo del alma herida de letras.
Quien sabe cómo surges.
A veces, en medio del abismo emerges.
Otras envuelta en suaves melodías y cuando no, estás en el vuelo de una mariposa que, liviana, se acerca hacia la luz de manera sutil.
¡Cuidado!, ¡puedes quemarte! y arder en ese fuego que consume, y te hace brillar como una antorcha.
Si solamente fueras una metáfora y nos dedicásemos a descifrarte como los del sillón de la cátedra,
psicoanalizarte sin sentirte y sin vivirte,
es una experiencia grata pero vacía y huera…
No.
Has de ser la amante de aquel que quiera poseerte, y para ello haya sido tu elegido.
Como cortesana enamorada irás a su encuentro, burlona y hermosa, como tu condición lo exige;
a veces con los miriñaques, otras en estado salvaje, pero siempre, siempre bella, y con la luz que desprendes.

Sigo anhelándote.
Sigo siendo una esclava de tu poder inmenso, sumida en el ensueño de saberte cerca pero no poder
apenas tocarte, rozarte,
porque cuanto más lejana te siento, más alto es mi anhelo, y cuanto más cercana, más hierve mi sangre envuelta en vida de frenesíes.
Pero eres liviana y las letras apenas consiguen atraparte;
te escurres entre mis manos como el agua,
y leves son las gotas que de ti quedan entre mis dedos…

Metamorfosis, Chiado editorial, 2017

Anuncios

Read Full Post »

Soledad

lluvia

Es la soledad como un sueño
que desciende hasta el tuétano y te invoca,
en esa ambigüedad de las pertenencias
grabadas en la piel
si te pienso inevitable.

Solo soy, entonces,
esa nube que retiene la sombra de la lluvia
para derramarse sobre ti,
la tormenta que anhela tu paz,
búsqueda incesante,
dimensión de tus labios roca,
de tu insoportable encanto,
sombría perdición de palabras.

Anhelante, apareces
y vuelvo a ser
la razón de un infinito desorden.

Read Full Post »

Tiempo de sombras

Quizás no acabe el tiempo de las sombras

y solo permanezca la esperanza

buscando indicios de luz

entre los juguetes oxidados de la infancia,

en aquellas urgencias de la juventud,

en los frutos de la madurez.

Quizás vuelva el sol

a hacer vibrar las amapolas

sobre el cielo de mayo,

a lustrar los horizontes

perdidos entre el sepia ceniza de los días.

 

Quizás,

y yo no sea solo

destino ingrato del anochecer

ahogado en la pálida luz de la luna.

 

Quizás

Read Full Post »

Dame

Dame una sola razón
para no claudicar,
para no dejar de escuchar al viento
colándose entre los tejados
mientras me susurra tu nocturno misterio;
dame el agua con que escribes tus silencios
entre azules de cielos ignorados y amor inacabado
y en el ocaso enardecido
despertaré tu alma dormida
con un verso en tu boca.

Read Full Post »

Desvelo

wpid-img_41576130664999.jpeg
Arañando el tiempo que conduce
la noche hacia el precipicio del desencanto
me reina el eco dormido
de lo que todavía está por decir.
Es muy tarde
y ya la noche gime madurada
al calor de un silencio,
aferrada al encuentro inminente de palabras.
Mi ansiedad se mece entre sus notas de oscuridad
que se clavan en mi pecho como balazos
si rescato entre las ruinas de la imaginación tu recuerdo
para sumergirlo en sinfonías de sangre,
de tiempo desvelado y errabundo.

Filoversando en Nod, Evohé ediciones

Read Full Post »

Me resuelves

Me resuelves
en el origen de los mapas sin rumbo
en los empeños sin conciencia
de olvido,
te busco
en la memoria feroz de los deseos insatisfechos
esperando hallarte
entre las incertidumbres del destino
que nos señala.

.

Read Full Post »

Adagio de invierno

Esta intemperie de palabras no dichas
de heridas sin cura
en las que agonizo hasta el paroxismo
flecha envenenada
con punta de hielo
que se clavó en mi pecho
yace intacta en todos mis espacios
la promesa de tus fuegos.

Read Full Post »

Older Posts »